La historia del neumático

pruebas de neumaticos

Carien van Hest / sxc.hu

La historia de los neumáticos tiene su raíz en el año 1888 cuando el veterinario escocés llamado John Boyd Dunlop inventó los primeros neumáticos inflados. Para conseguir estos fantásticos resultados Dunlop encajó unos tubos de caucho endurecido a las ruedas de madera y cubrió los puntos de contacto con el asfalto (en esta época era una especie de lona). Su invento tuvo éxito y así se convirtió en el inicio de los neumáticos conocidos hoy en día.

En el año 1891 C.K.Welch inventó el neumático con talón, que fue un gran adelanto en la construcción de las ruedas, así que en el mismo año, los hermanos Michelin patentaron neumáticos que pudieron ser montados o desmontados a mano. Sus neumáticos muy pronto fueron nombrados el invento del año.

En 1904 las empresas Firestone y Goodyer Tire Company desarrollaron neumáticos con talón con costados rectos. Cuatro años más tarde, la mayoría de los fabricantes en los Estados Unidos usó este método de producción. El siguiente paso muy importante en la historia de los neumáticos se dio en el año 1913, cuando Britain inventó el neumático con estructura radial. En su estructura se utilizaba las capas de tejido que fueron fabricadas de un grueso hilo del algodón, que en ese tiempo era muy caro. No obstante, hubo que esperar 35 años, hasta que se empezó a usar este método. En 1948 dicho método fue adoptado por la compañía francesa, Michelin. Debido al alto precio del algodón, no se pudo utilizar este nuevo hilo de seda en la fabricación de telas de cuerda para neumáticos. Sin embargo, en 1928 la empresa americana Dupont desarrollo una teoría, que se refería a las reacciones sintéticas, que luego seguían perfeccionando hasta los años 30. En este modo, antes del año 1948 apareció en tejido de rayón, que en comparación con el tejido de algodón ofrecía muchas ventajas. Sobre todo, su fabricación ya no fue tan cara, aunque en el mismo año se inventó el nylon que compitió con el rayón hasta 1959. A partir de los años 60, el nylon empezó a dominar el mercado. En 1962 apareció el poliéster. Diez años después el tejido de acero se extendió por los mercados de Europa y Estados Unidos, en los años 80.

cómo elegir los neumáticos nuevos

David Schauer / sxc.hu

En 1971 los neumáticos Goodyear pisaron la luna. Un año después, Dupont inventó una fibra de poliamida que era cinco veces más fuerte que el acero y tenía buena estabilidad de forma, aunque su producción resultaba tan cara que su uso quedó limitado a neumáticos para algunos vehículos de turismo. En el mismo año, la empresa Continental lanzó el neumático de invierno sin clavos. Cinco años más tarde, las ruedas BFGoodrich equiparon el trasbordador espacial Columbia. En los años 80, Pirelli inventó los neumáticos de perfil bajos, que fue un éxito, ya que permitieron reducir la altura de los flancos y así llegaron a ser una innovación tecnológica. En 1981, el Michelin Aire X se convirtió en el primer neumático radial para aviones. En 1992, la empresa Goodyear presentó el primer neumático sin aire que permitía seguir rodando a velocidad reducida, después de un pinchazo. Siete años más tarde Dunlop mostró el sistema de control para neumáticos llamado Warnair. Su función era detectar rápidamente las pérdidas de presión e informar al conductor a través de varios avisos visuales o sonoros.

En este modo se presenta, en breve, la historia de un elemento fundamental en la vida cotidiana del conductor y el pasajero del siglo XXI. Debido a la invención del neumático se desarrollaron varios sectores de los medios de transporte que actualmente tienen una gran importancia y facilitan a los ciudadanos del todo el mundo el viaje cómodo y seguro.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis × = 12